La recámara ideal de toda casa o apartamento, es ese espacio de la casa que debe estar compuesto de todos los elementos necesarios para que el descanso, sea el protagonista. No necesariamente el tamaño del espacio influye, sino más bien la disposición que se tenga de los muebles.

¿Te ha pasado que quieres tener la recámara ideal? O tal vez, ¿quieres darle una transformación radical a este espacio y no sabes cómo hacerlo? ¡No te preocupes! Existen diferentes maneras de lograrlo.

Es importante que sepas, que toda recámara debe tomar en cuenta factores importantes que ayudan al descanso de las personas. Factores que, muchas veces, no suelen recibir la atención debida, y terminan siendo más importantes de lo que pensamos.

Por ejemplo, la iluminación de la recámara, junto con la temperatura y la humedad, nos ayudarán a dormir bien, a descansar y, por ende, a tener la recámara ideal.

recámara ideal

No es necesario tener grandes muebles, o recargar el espacio con muchos elementos decorativos. Lo que debe prevalecer en este espacio, es la armonía en la decoración y los espacios limpios.

¿Cómo lograr una recámara ideal?

  • En primer lugar, hay que tomar en cuenta el área que ocupa la recámara en nuestro hogar. En base a ello, seleccionaremos los muebles adecuados para el espacio.
  • No es recomendable mezclar más de 2 materiales en la decoración de la recámara. Esto se hace para lograr la armonía en el espacio.
  • La iluminación, es un factor clave que toda recámara debe tener. Es importante que sea un espacio con la mayor cantidad de luz posible, y mucha ventilación.
  • Los dispositivos electrónicos, deben ser, en su medida, eliminados de este espacio, para que las ondas que éstos emiten y los campos electromagnéticos, no afecten nuestro descanso.

Dormir bien, es uno de los factores más importantes si queremos lograr un estilo de vida saludable. Para ello, debemos tener la recámara adecuada que nos permita un descanso apropiado. Esto es un factor fundamental y muy importante.

Te puede interesar: Decoración para dormitorios – Últimas tendencias

Muchas personas creen que la recámara ideal, es ese espacio con grandes muebles, camas de grandes dimensiones, armarios o walk-in closets gigantes, y cosas por el estilo. Pero lo cierto es, que la recámara ideal es el espacio que nos va a permitir lograr un descanso reparador.

recámara ideal

Para lograr tener una recámara ideal, hay que tomar en cuenta varios factores:

  • Iluminación
  • Ventilación
  • Temperatura de la recámara
  • Humedad del ambiente
  • Tipo de cama y de almohada

La iluminación en una recámara, debe ser lo más natural posible. En caso tal de no lograrlo, podemos trabajar en iluminación artificial. Lo que siempre se debe lograr, es que la recámara cuente con buena iluminación durante el día, y que en la noche, sea lo suficientemente oscura para lograr un buen descanso. Cuanto más oscura esté la habitación para dormir, mejor.

Con respecto a la ventilación, es importante mantener una correcta renovación del aire en el dormitorio, ventilándolo a diario un mínimo de 10 minutos. Se deben evitar las corrientes de aire fuertes y directas. Cada mañana, puedes abrir tus ventanas y permitir que entre la claridad de la luz solar. Esto ayudará a mantener tu recámara libre de bacterias y microorganismos que ocasionen enfermedades.

recámara ideal

No sólo los dos factores anteriores son importantes. La temperatura ambiente, también influye en tener una recámara ideal. La temperatura ambiente, no debería ser muy alta. Debe oscilar entre 18 y 22 grados. El frío o el calor excesivo pueden provocar ‘microdespertares’, que alteran el ritmo normal del sueño. No obstante, el frío siempre es más saludable que el calor.

Además de la temperatura, la humedad no puede ser excesiva en una recámara. Se estima que lo ideal, es que la humedad esté entre el 50% y el 70%. Hay que evitar el ambiente seco, que reseca la boca y dificulta la respiración y, para ello, los humidificadores son un buen aliado.

Ahora bien, ¿cuál tipo de cama es el recomendable para una recámara ideal?

Se ha comprobado que se mejora la calidad del sueño cuando la cama es silenciosa y rígida, pero no dura. Además, muchos expertos coinciden en que la cama, debe tener un colchón que absorba la transpiración, evite la dispersión de calor, sostenga el cuerpo de un modo correcto (de manera que se adapte a la anatomía de la columna vertebral) y, además, sea higiénico.

La almohada es fundamental para mantener la cabeza en posición natural mientras dormimos. Si se duerme sin ella, la nuca se inclina hacia atrás y las vértebras cervicales se oprimen excesivamente.

Tampoco se debe dormir con una almohada demasiado gruesa, ya que inclina la cabeza hacia delante y obliga a las vértebras a estirarse demasiado. Lo mejor es usar una almohada más bien baja, y no demasiado blanda, que mantenga la cabeza en línea con el cuello.

Si necesitas armarios para guardar tu ropa y accesorios, nada mejor que los muebles a la medida para esto. El mobiliario hecho con dimensiones personalizadas, permite un mejor y más aprovechamiento del espacio.

Para más ideas sobre recámaras, te invitamos a entrar en nuestro blog sobre diseño de interiores en Panamá. O también, puedes seguirnos en nuestra cuenta de Instagram (@gogetitpa) utilizando la etiqueta #gogetitideas.

Silvia Merida Pellicer
Content Manager de Gogetit. Autora de importantes reseñas informativas para Gogetit Noticias, “La fuente #1 de Noticias de bienes raíces en Panamá”.
Especializada en la búsqueda y el análisis de las noticias más importantes sobre bienes raíces en Panamá.