Vender una vivienda, es un proceso que puede tomar meses, e inclusive hasta años. A pesar de que son varios los factores que intervienen, tales como hacer arreglos en la propiedad, encontrar un comprador, deudas con el banco, entre otras, no existe mayor impedimento para realizar la venta.

Sin embargo, tendrás varias dudas al respecto, tales como: ¿Cuál es el procedimiento para hacerlo? ¿En cuánto debo vender la propiedad para amortizar la deuda? ¿Cómo terminar de pagar el crédito? Éstas interrogantes, y muchas otras, pueden surgir en el camino.

vender una vivienda

Una deuda hipotecaria no es impedimento para que vendas tu casa o apartamento a buen precio.

De hecho, se puede decir que vender una vivienda que todavía no se ha terminado de pagar, es una práctica muy común, e incluso, puede ser muy beneficioso tanto para quien vende como para quien compra, así que no hay que sentir temor a esta situación.

Una de las razones para que la deuda hipotecaria no sea un impedimento para vender una propiedad es que no influye en el precio de venta, ni tampoco en los plazos de los pagos o en el tiempo de la operación.

Lo que debes saber sobre vender una vivienda

  • Para asegurar el pago del crédito, el valor de la nueva compra-venta, debe ser superior al monto de la deuda financiera. Y en caso de que la plusvalía del sector haya aumentado, se podrá ofertar a un valor considerablemente más alto que el total del préstamo.
  • Usualmente, si el valor de la vivienda es mayor a la deuda que se tiene, se recomienda que el comprador entregue la diferencia al vendedor después de inscribir el inmueble a su nombre y se acredite que se encuentra libre de hipotecas, gravámenes y prohibiciones legales.
  • Antes de hacer cualquier transacción, para evitar cualquier inconveniente, es importante que las partes involucradas en el proceso de vender una vivienda, se asesoren con expertos del mercado inmobiliario, tales como corredores de bienes raíces o profesionales del ámbito legal y financiero.
vender una vivienda

Seguramente has pasado por el proceso de querer vender una vivienda, pero es muy probable que ésta esté hipotecada, o hayas solicitado un crédito en el banco para poder pagarla. Al principio, esto pudiera parecer un problema, pero las soluciones son varias. Cabe tener en cuenta que cada caso tiene unas necesidades propias, así que expondremos las diferentes circunstancias a las que puedes tener que hacer frente.

Para comenzar, tienes dos opciones: vender por encima del importe de la hipoteca o vender por debajo del precio.

Te puede interesar: Propiedades en Panamá – Ventajas de comprar vs. alquilar

Puede que tu vivienda haya aumentado de valor y que la vendas por encima del precio por el que la adquiriste. En ese caso, en el momento de firmar la escritura, podrás liquidar tu hipoteca.

Otra alternativa que tienes en esta clase de operación, es que el comprador asuma la deuda hipotecaria. Esto ocurre principalmente cuando las condiciones del crédito son convenientes para el usuario, específicamente si la tasa de interés es de un valor razonable. Así, se traspasa la deuda al comprador con las mismas condiciones que rigieron para el vendedor, previa revisión y aceptación del banco.

Como verás, no es complicado vender una vivienda si aún la estás pagando. Y siempre debes tener en cuenta varios escenarios, ya que muchas veces, las cosas pueden no salir como lo esperado.

Silvia Merida Pellicer
Content Manager de Gogetit. Autora de importantes reseñas informativas para Gogetit Noticias, “La fuente #1 de Noticias de bienes raíces en Panamá”.
Especializada en la búsqueda y el análisis de las noticias más importantes sobre bienes raíces en Panamá.