Las estafas inmobiliarias, son delitos que pueden ocurrir al momento de buscar una propiedad. Usualmente, se perpetra por medio de un engaño en el que se le hace creer al comprador, la existencia de algo que no es real.

Cuando estamos en búsqueda de nuestra nueva casa o apartamento, queremos que sea el más adecuado para nosotros en cuanto a precio, tamaño, ubicación y sobretodo, que sea tal y como lo ofrecen en las publicaciones. Es por ello que estamos propensos a ser víctimas de estafas inmobiliarias.

No existe una forma 100% efectiva de identificar y denunciar a personas que realizan prácticas maliciosas y utilicen el auge de los bienes raíces a su conveniencia.

Dentro de las diversas maneras de estafas inmobiliarias, suele haber un factor en común: El uso de internet. Esta herramienta, si bien es cierto que puede facilitarnos mucho la vida, puede provocarnos inconvenientes e inclusive, puede meternos en problemas si no la usamos con cuidado.

estafas inmobiliarias

Puede decirse que la estafa, a nivel general, está vinculada a una reducción del patrimonio propio como resultado de un engaño. Existen clases agravadas de estafas, cuando involucran objetos de necesidad básica, se utilizan firmas que no son propias o se produce un abuso de los vínculos, entre otros casos.

En este artículo, te brindaremos algunas recomendaciones que debes tomar en cuenta cuando busques tu casa o apartamento sin caer en estafas inmobiliarias.

Lo que debes saber sobre estafas inmobiliarias

  • Una de las estafas inmobiliarias más habituales, consiste en pedir la entrega de un anticipo de dinero con la promesa de acceder en el futuro a una propiedad en condiciones ventajosas. Sin embargo, la persona que entrega el dinero, finalmente nunca recibe el bien en cuestión.
  • Gran parte de las estafas inmobiliarias, se produce al comprar sobre planos y entregar cantidades a cuenta, que pueden no ser recuperadas si la promoción no sale adelante. Por ello, es necesario asegurarse que todos los papeles estén en regla y que los datos coincidan.
  • En el caso de las viviendas de segunda mano, el consumidor debe tomar precauciones en la fase pre-notarial, la negociación y el acuerdo de voluntades. Sobre todo, debe evitar entregar cantidades a cuenta si tiene dudas sobre la titularidad de la vivienda.

En el mundo de compra-venta de bienes raíces, debemos ser muy cuidadosos desde todo punto de vista. Al momento de firmar cualquier documento, sea para comprar o alquilar una propiedad, debemos asegurarnos de que todos los datos estén claros y coincidan con los de la propiedad. Y nunca firmar algo de procedencia dudosa.

estafas inmobiliarias

Por ejemplo, puede darse el caso de que un apartamento, tenga varios propietarios y que no todos quieran vender, pero se haya abonado reserva o dinero a cuenta a uno de ellos, lo que puede frustrar la operación.

De igual manera, es muy importante asegurarse de que no existan cargas ocultas sobre la vivienda, como hipotecas o embargos que puedan suponer una sorpresa desagradable para el nuevo propietario.

El concepto de estafa puede adquirir infinidad de formas y estrategias.

Para evitar ser víctima de estafas inmobiliarias, es importante que, cuando estés en la búsqueda de tu nueva vivienda, cuentes con un buen corredor de bienes raíces.

estafas inmobiliarias

Todos los corredores de bienes raíces, deben contar con una licencia otorgada por el Gobierno de Panamá y un carnet que los identifique, para poder operar como intermediarios en las transacciones de compra – venta de bienes inmuebles. Son responsables de velar por los intereses de sus clientes y de guardar estricta confidencialidad sobre la información que éste les proporcione.

Te puede interesar: Corredor de Bienes Raíces – Escoger al adecuado

Sin embargo, por tu seguridad, daremos a conocer algunos detalles de cómo se realizan algunas estafas inmobiliarias:

  1. La persona que publicó la propiedad, sólo se puede contactar por correo electrónico y posee un número de teléfono falso. La mayoría de veces, mencionan que residen en el extranjero.
  2. Le solicitan dinero por adelantado sin haber visitado la propiedad y/o firmado algún contrato de compra – venta. Usualmente, piden depósitos por medio de compañías de envío de dinero.
  3. El inmueble publicado tiene un precio muy bajo y fuera de lo común. La persona muestra insistencia en vender o alquilar la propiedad lo antes posible para que pueda aprovechar la oferta.
  4. El agente de bienes raíces no cuenta con licencia ni opera en una agencia de bienes raíces reconocida.
  5. La publicación de la propiedad no cuenta con fotografías o en su defecto, fotografías espectaculares.
  6. La persona ofrece la venta de proyectos sin una propuesta formal por parte del promotor establecido.
  7. El proyecto publicado no cuenta con los debidos permisos de construcción.
  8. El vendedor no presenta documentos originales y avalados por alguna institución financiera.
  9. Le exige pagar la comisión de corredor de bienes raíces. En Panamá, el vendedor es el encargado de pagar dicha comisión, del 5% en casas y apartamentos y el 10% en terrenos.
  10. La construcción de la propiedad está hecha con materiales ordinarios y de poca duración.

Recuerda tomar en cuenta estos detalles al momento de elegir tu propiedad y evitar cualquier inconveniente.

Christian Garcia
MBA con más de 8 años de experiencia en la implementación de estrategias y proyectos comerciales para multinacionales y pequeñas empresas en Latinoamérica.